Colegio ISMA

Pijamada Segundos Básicos

Este año cambió completamente nuestro ámbito laboral y  familiar, en función de esta pandemia, modificaciones que ya venían incorporándose en la rutina a raíz del estallido social surgido en octubre pasado.

Son nuestros niños que han tenido que adoptar y acatar formas de vivir del día a día, en base a lo escuchado o presenciado, surgiendo una carga emocional importante para ellos y para toda la comunidad ISMA.

Ya no contamos con los lazos afectivos producidos con nuestros alumnos que nos entregaba la educación presencial, sin embargo, seguimos siendo el pilar para ellos y sus familias.

A través de las clases a distancia, hemos notado que los niños necesitan expresar sus emociones y bajar los niveles de ansiedad provocada por esta realidad, del mismo modo, necesitan un espacio de distracción junto a su grupo curso para mantener el contacto y vínculos afectivos, fuera de la estructura de clase.

Creemos que estos espacios de juego fortalecen y ayudan a mantener una sana convivencia, también nos puede dar pistas de algún trastorno emocional importante que no ha sido detectado.